Los beneficios del coco fresco en la dieta

El coco, , frutos del cocotero, tienen en su interior, agua de coco, como es lógico, que es el líquido del coco inmaduro y se recoge cuando está todavía verde. En ellos todavía no se han acumulado grasas y su contenido en azúcares es bajo. No debemos confundir con la leche de coco, que se extrae de los cocos maduros y es alta en grasas. Estos cocos maduros son los que encontramos normalmente en fruterías, de forma redonda y bastante secos.

Al agua de coco también llamada fluido de la vida ya que  tiene el mismo nivel de balance electrolítico que la sangre humana. Es una bebida deliciosa, refrescante, hidratante, baja en calorías, en grasas y en azúcares, y nos aporta una gran cantidad de vitaminasminerales como el potasio, cobre, zinc, hierro, fósforo, magnesio selenio y cromo, y oligoelementos que nos ayudan a reponer líquidos.

Es una bebida indicada para todo el mundo y en cualquier momento podemos disfrutar de ella, pero es especialmente útil si practicamos ejercicio físico ya que es una bebida isotónica perfecta para hidratarnos y remineralizarnos después de hacer deporte.

Es además antioxidante y rica en potasio, un mineral imprescindible para los deportistas ya que ayuda a la transmisión de los impulsos nerviosos y participa en el crecimiento muscular. El potasio es el mejor regulador electrolítico para nuestro cuerpo, provocando una mejor eliminación de toxinas por vías naturales.

Propiedades

  • Indicada para personas que sufren colitis, úlceras gástricas, debilidad del estómago y estreñimiento.
  • Limpia la sangre
  • Previene el asma
  • Contienen gran contenido de vitamina A, la cual es necesaria para la piel, las funciones de la vista ye indispensable en etapa de crecimiento.
  • Buena para fortalecer y nutrir los huesos, uñas y dientes. Es recomendable para los niños en etapa de crecimiento, para madres que amamantan y embarazadas.
  • Ayuda en casos de artritis y osteoporosis, y es un complemento nutricional útil en la menopausia y andropausia.
  • Ayuda a eliminar el exceso de alcohol del organismo
  • Aumenta las plaquetas y refuerza el sistema inmune.
  • Ayuda a combatir la obesidad, es diúretica y  baja en grasa
  • Rico en magnesio, el cual es indispensable para el buen funcionamiento de los intestinos, sistema nervioso y el funcionamiento óptimo de los músculos.

Y lo mejor de todo es que después de beber el líquido, aproximadamente medio litro por coco, tenemos premio en forma de carnosa y suave pulpa. La carne del coco fresco o verde es más sana  que cuando está seco, ya que contiene menos grasa, es menos calórica y  pesada para el estómago y el hígado. Y personalmente me gusta mucho más, tanto su sabor como textura, suave y jugosa. Podeís tomar el líquido con una pajita y la carne con una cuchara, o utilizarlo para preparar recetas crudiveganas como las que os propongo a continuación.

En la cocina crudivegana se puede utilizar tanto el agua como la pulpa para batidos y salsas.  La pulpa, al tener algo de grasa es mejor sólo mezclarla con fruta ácida. Las cantidades son orientativas, yo la he ajustado en función de la cantidad de agua que tiene un coco, pero se puede añadir más fruta y agua o leche vegetal.

Batidos

–          Agua de coco, pulpa, azúcar de coco, estevia y vainilla.

–          Agua de coco, pulpa, 350 g piña, un dado de jengibre y estevia

–          Agua de coco, pulpa, 350 g de fresas y canela.

–          Agua de coco, 2 peras, 3 higos y maca.

–          Agua de coco, pulpa y 3 naranjas (también pueden ser en forma de zumo)

–          Agua de coco, medio aguacate y 1 mango.

–          Agua de coco, 3 plátanos y una cucharadita de algarroba.

–          Agua de coco, la pulpa, 300 g de frambuesas y hojas de menta

Estos batidos son ideales para después de hacer deporte,  aunque yo añadiría más cantidad. En las recetas del post batidos crudiveganos para deportistas podéis sustituir el agua o leche utilizada por agua de coco  para darles un sabor exótico y convertirlo en bebida isotónica.

Las frutas dulces son ideales para hacer helados, solamente hay que dejarlas en el congelador y batirlas, en este caso con menos cantidad de agua de coco. Mi preferido es el de plátano con chocolate. Tan solo batimos 3 plátanos congelados, una cucharada de cacao crudo, estevia y unos 200 ml de agua de coco.  Es increíble! La textura es igual que el helado de chocolate, y sin azúcar, ni lácteos y apenas grasa.

Salsas

Las podemos utilizar para echar a ensaladas o platos de pasta crudivegana, como cremas o para dippear con palitos de zanahoria.

–          Curry tailandés: batimos el agua de coco, la pulpa, una cucharadita de pasta de curry rojo, y el zumo de medio limón.

–          Curry con piña: batimos el agua de coco, la pulpa, 300 g de piña y una cucharadita de curry.

–          Mango cilantro: batimos el agua de coco, la pulpa, 1 mango, el zumo de medio limón, y cilantro fresco.

–          Coco menta: batimos la pulpa del coco, 50 g de anacardos activados (dejados en remojo 10 h) un chorrito de agua de coco  y menta.

–          Coco con tomate: batimos 3 tomates maduros, 3 tomates secos, el agua de coco con la pulpa, un poco de pimentón y media cebolla.

 Tanto la pulpa como el agua podemos también utilizarlo para echarlo en cremas de verduras. Una de mis preferidas es la de calabaza. Simplemente batiendo calabaza cruda, con el agua de coco, la pulpa y jengibre.

Otros usos

Y en sopas frías, haciendo una base de licuado, por ejemplo de zanahoria y tomate, añadiendo el agua de coco, y trocitos de la pulpa, de pimiento, de cebolla.

Y por si fuera poco, el coco es ideal como producto de belleza. El agua como tónico facial y la pulpa batida para hidratar tanto piel como cabello. Si además lo mezclamos con aguacate tenemos una mascarilla super hidratante. A mí me encanta el olor a coco, así que si echas el agua en un pulverizador la puedes utilizar como perfume.